25 de junio del 2017

Posted by jmendez on May 16, 2017

Foto: Mario Gabriel Jiménez y Carlos Arango. Cambioin 



Por: Editor General 



Cuando todo se creía estar consumado en la empresa Ibaguereña de acueducto y alcantarillado-IBAL, para entregar la licitación de emergencias del alcantarillado, una estela de duda comenzó a rodear el proceso, sobre todo cuando uno de los favorecidos por la entidad oficial resultó ser el principal contratista sancionado además, de la línea cercana de Luis H Rodríguez, exalcalde de Ibagué. 



Publicidad 

En la licitación que por 3 mil millones de pesos, pretende adjudicar el IBAL, para atender las emergencias registradas en la capital musical por el servicio de alcantarillado, los líos iniciaron, cuando dos de las tres propuestas presentadas quedaron empatadas en varios items, desde ese momento comenzó a notarse al interior de la entidad oficial una serie de presiones para sacar a como diera lugar, a uno de los ingenieros con opción. 



Este medio de comunicación digital conoció, con fuentes serias del interior del IBAL, como el abogado y ex personero de Ibagué Tirso Bastidas, asesor externo de la entidad oficial, sin pertenecer al comité evaluador ha estado hablando a favor de una de las dos firmas que se disputan hombro a hombro dicho contrato. 



Pero más curioso es la situación registrada con la empresa a la que pretenden favorecer. Se trata del consorcio IBAL 2017, como representante legal aparece Jhony Fernando Vásquez Rodríguez, pero mirando la conformación consorcial de la firma en mención, el señor Vásquez Rodríguez, es la persona con menos participación accionaria, porque quien realmente es profesional con la experiencia exigida, es el polémico ingeniero Mario Gabriel Jiménez, hombre de confianza de Luis H Rodríguez, demostrado al ser quien manejo todos los 4 años el contrato de emergencias de alcantarillado, bajo licitaciones donde desde el principio se decía públicamente que el ganador sería el propio Mario Gabriel, como efectivamente sucedió. Este contratista fue sancionado por la Contraloría de Ibagué, luego de encontrar que en el contrato 068 cuyo valor fue de 610 millones 967 mil pesos, para la atención de emergencia del alcantarillado, cuando  dentro de una auditoría del ente de control se pudo establecer un detrimento patrimonial de 13 millones 923 mil 870 mil pesos, los cuales tubo que cancelar, además se detectó mala calidad en algunas obras y demoras en la atención de las emergencias reportadas por los usuarios. 



Otra de los que aparece como mayor accionista en la empresa que pretenden ayudar al interior del IBAL, es el ingeniero Carlos Arango, del municipio del Espinal contratista de la cuerda política de Emilio Martínez Rosales, de quien es conoció públicamente su amistad con el Fiscal General de la Nación Nestor Humberto Martínez, entidad donde se adelantan varias investigaciones contra el alcalde de Ibagué. 



En la última adenda el comité evaluador del IBAL, solicito ampliar el plazo para calificar las propuestas, situación que generó más sospechas, pues son solo tres los participantes. 






Copia: copia de los tres proponentes. Cambioin

 





Estás Leyendo Cambio in

Categorías: 

leftLorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore.