19 de septiembre del 2017

Posted by jmendez on September 05, 2017

Foto: Guillermo Alfonso Jaramillo Martínez, alcalde de Ibagué. Cambioin 



Por: Editor General 


 

Profesionales de la salud  contratados en la Alcaldía de Ibagué, por Guillermo Alfonso Jaramillo Martínez, no reciben sus sueldos desde hace tres meses, los afectados se encuentran desesperados con esa situación. 

Publicidad 

La locura 



Un grupo de profesionales entre médicos, jefes de enfermería, enfermeras, sociólogos, politólogos, psicólogos, ingenieros ambientales, y técnicos ambientales. Contratados por la unidad de salud de Ibagué-U.S.I. E.S.E. En convenio con la Secretaría de Salud, para la implementacion del Modelo Integral de Atención en Salud-MIAS- Dulima, programa bandera del alcalde. Estás personas fueron contratadas desde el 25 de mayo  de 2017 y hasta la fecha  no han recibido los pagos correspondientes por los servicios prestados. 



En el contrato se estipula que la remuneración es mensual, pero no se ha cumplido lo pactado, por ese motivo, los contratistas no han podido pagar la seguridad social, los riesgos profesionales y para completar en ningún lado les fian los alimentos. También les queda  muy dificil conseguir dinero para movilizarse teniendo en cuenta que realizar su trabajo consiste en recorrer casa a casa todos los corregimientos y veredas de Ibagué, caracterizando familias, para aplicar el programa denominado MIAS. 



A los afectados les preocupa su sueldo, principal fuente de sustento, sin el, es dificil llevar a cabalidad el contrato y su vida diaria. Algunos de los afectados consultados por el portal de noticias cambioin.com, aseguraron que nadie les explica el retraso de tres meses en sus emolumentos, ni siquiera la gerente de la USI Elsa Graciela Martínez, o los supervisores del contrato.  




Copia: Contratos entregados a los profesionales del grupo MIAS- Dulima. Cambioin 





Estás Leyendo Cambio in

Categorías: 

leftLorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore.